TuWeb
EL TIEMPO LIBRE Y LA RECREACION
TIEMPO LIBRE Y RECREACION
CARACTERISTICAS DE UN RECREADOR
UN POCO DE JUEGOS
UN POCO DE MANUALIDADES
UN POCO DE CAMPAMENTACION

ENLACES
ACTIVIDADES
Archivos de soporte.
 
TIEMPO LIBRE Y RECREACION

Foto


INTRODUCCIÓN
Cuando hablamos de recreación, a todos se nos viene a la memoria, los juegos y rondas de nuestra vida infantil, las recochas juveniles y/o los juegos con nuestro grupo social; en el peor de los casos, ésta es entendida como escapismo social y con ella se pretende que olvidemos nuestro día a día y los problemas que nos agobian, viviendo ésta como una alienación más en el sistema imperante.
Se pretende en países como el nuestro olvidar los episodios violentos que se cometen a diario, a través de la recreación; dejando atrás la posibilidad del recuerdo moral de las víctimas de nuestra situación actual, propósito que parece macabro en una realidad donde lo necesario no es olvidar si no asumir y aportar.
Vamos a intentar explicar el recreo humano de una manera más amplia que la alienación que se nos propone a diario; vamos a hacer énfasis en propuestas de intervención social, como posibilidad del Recreo Humano o de la RECREACIÓN.


EL TIEMPO LIBRE COMO SOPORTE FUNDAMENTAL DEL RECREO HUMANO
En los distintos modos de producción el tiempo se ha dividido en dos esferas amplias; no en orden de importancia, la primera obedece a un tiempo para la supervivencia; dedicado este tiempo y espacio, bien sea a la recolección, a la caza, a la agricultura, a las artesanías o a la producción en serie, como sucede en las ciudades industrializadas. Este tiempo, de acuerdo al modo de producción imperante, ha tenido características particulares; en nuestro sistema, algunos trabajan para acumular bienes y otros y otras, muchas (os), trabajan para poder subsistir.
En modos de producción más antiguos, la producción era importante para proveerse medios de existencia, logrado el objetivo, el tiempo de producción se daba por terminado; en nuestros días, estos modos de producción subsisten en algunas comunidades indígenas.
Un segundo momento, los pueblos se han dedicado a los ritos y conservación de sus costumbres, a sus fiestas etc. Es claro que el trabajo o espacio para la supervivencia, es también un espacio reproductor de cultura; lo que quiere decir que no es la cultura la que divide estos dos espacios, si no, el modo de producción.
En el tiempo "no productivo", económicamente hablando, esta manera de recrear la cultura, es mucho más evidente.
En el modo de producción actual, denominamos al tiempo de trabajo: "Tiempo de producción" (T.P.) y al tiempo que no es productivo económicamente, lo denominamos: "Tiempo Libre" (T.L.). En esta propuesta, vamos a utilizar
estas dos expresiones, aunque sabemos de la resistencia que genera en algunos sectores, el término T.L. suponiendo siempre que se manifiesta como contraposición al T.P. y no como una complementariedad necesaria en todos los grupos sociales.


CARACTERÍSTICAS DEL "TIEMPO DE PRODUCCIÓN":
Vamos a caracterizar el T.P. de una manera poco rigurosa, pero evidente, en dos aspectos concretos: el primero, Parte de la necesidad que tenemos todos los seres humanos, para procurarnos medios de existencia; así unos necesitan más que otros para vivir, pero las necesidades son de todos los individuos, sin importar su condición social.
Una segunda característica, nos permite reconocer en el tiempo de producción, una cierta sujeción al mismo por diversos factores; la necesidad, el compromiso, la ética; etc. que no se dan necesariamente de manera simultanea, pero que tampoco aparecen obligatoriamente particularizadas.


CARACTERÍSTICAS DEL "TIEMPO LIBRE":
Para abordar de manera rápida dos características del T.L. tendríamos que decir, que al igual que el T.P. el T.L. es necesario en todos los grupos humanos. Es posible que si no disfrutamos de él, no sea igual que si no empleamos el tiempo de trabajo en lo que deberíamos utilizarlo; pues no sería igual no trabajar y no utilizar el T.L. como eso, como T.L. cada decisión, tendría en cada tiempo consecuencias particulares
En la primera característica, diríamos, que es el T.L. en el que ejercemos actividades sin sujeción a las mismas; lo que equivale a decir que puedo abandonarlas en el momento que desee y como segunda característica: diríamos que el T.L. es un tiempo no productivo económicamente hablando; pero productivo desde el punto de vista humano, donde no se producen bienes materiales, pero si satisfacción y crecimiento personal para quienes participan de estas actividades. El T.L.; es un espacio más marcado por el placer que por el hacer.
No significa esto, que el T.P. es un tiempo siempre enajenador, este determinismo, no sería posible de comprobar.
Es importante reconocer que la segunda característica del T.P. se contrapone en esencia a la del T.L. en el sentido en que en la una existe sujeción y en la otra esto desaparece totalmente; aun así estamos dispuestos a sostener que estos dos tiempos como constitutivos del día a día de las sociedades, no se contraponen, si no que por el contrario se complementan, ya que lo realizado en cada tiempo en particular, determina el otro tiempo de cada individuo; lo que desde esta propuesta no compartimos; es en la proliferación de propuestas de la industria del T.L. que haciéndose pasar por fuentes de empleo y por preocupados sociales, y queriendo incidir de manera positiva en la calidad de vida de los participantes en sus diversas actividades, utilizan las propuestas recreativas en la alienación moderna que el mismo recreo humano les ha permitido utilizar, haciendo que cada individuo participante se olvide de su realidad; ya habíamos dicho que no es posible RECREAR el mundo olvidándonos de la realidad, si no que es necesario
comprenderla para transformarla y en ello puede aportar la Recreación.
Es pues en el T.L. donde se presenta más claramente una manifestación humana, que no ha sido estudiada con cuidado: "El Recreo Humano". Éste puede describirse como un conjunto de manifestaciones culturales placenteras y libres que le permiten a los individuos DESCANSO; RECUPERAR LA FUERZA DE TRABAJO y DIVERSIÓN.


El RECREO HUMANO; es una actividad que se da en el tiempo libre, que afecta toda la vida de los participantes y que puede ser tan variada como culturas existen: éste va desde el ocio griego hasta lo más moderno en nuestros días, como los juguetes electrónicos.


EL RECREO HUMANO EN LA HISTORIA
El OCIO y el TIEMPO LIBRE, a través de la historia, se han asimilado en su esencia; eso que hemos denominado ocio, se da por fuera del espacio productivo, al margen de éste, no como contraposición.
El mundo griego o mejor los ciudadanos griegos, tenían tiempo para una actividad que ellos denominaban ocio; ésta era: contemplación, encuentro con los dioses, con la naturaleza, encuentro consigo mismos, era fundamentalmente un espacio de gratuidad con cada individuo y con el entorno; el ocio era el "motor" de la sociedad griega; gracias a él, ya lo mencionamos anteriormente, le debemos el legado cultural en cuanto a las ciencias, las artes y algunos deportes.
Posteriormente, Roma denominó OTIUM al OCIO griego y lo transformó, agregándole diversión para todos e igualmente se cumplía en espacios distintos a los productivos.
Con la edad media, el ocio y otium, son condenados desde la moral católica, por venir del mundo pagano; sin embargo, los señores feudales dedicaban su tiempo libre a las competencias, a la cacería, a la pesca, etc.
El renacimiento, tomado como movimiento cultural, retoma los ideales del mundo griego, pero al llegar la época moderna, con el surgimiento de la nueva clase social, la burguesía, el trabajo y los negocios toman importancia en el advenimiento del libre mercado y las practicas contrarias a esta nueva moral economicista son condenadas.
En la revolución industrial, el tiempo libre es motivo de lucha por las clases trabajadoras, gracias a las condiciones inhumanas en las que tienen que trabajar adultos y niños, como lo describe Paul Lafargue en su libro "El derecho a la pereza".


EL OCIO O TIEMPO LIBRE DE NUESTROS DÍAS
Cada vez que escuchamos hablar de ocio, parece ser que asistíamos a una nueva disciplina de estudio con objeto propio: el ocio; los estudiosos del tema quieren abordarlo, a nuestro juicio, de espaldas a la historia que se ha construido del mismo. Hoy queremos hablar de ocio, como si este no se hubiese transformado, como si las condiciones sociales no hablaran de realidades distintas a las vividas en la Grecia antigua, donde el ocio era además una práctica de los ciudadanos, porque para el trabajo estaban los esclavos.
El Ocio mismo, está siendo planteado como la salida los problemas que hoy nos agobian. Desde esta perspectiva, queremos plantear que no es posible ver al hombre como un simple Homo Ludens, (J.Huizinga 1938) esta es una reducción simplista que no permite ver más allá las condiciones sociales en las que tenemos que vivir el ocio; además, creemos que no es posible vivir el ocio griego como tal, en una sociedad donde prima el gesto sobre la palabra, el hombre es también Homo Sapiens y Homo Faber; dimensiones que no se pueden olvidar a la hora de buscar salidas a la encrucijada que estamos viviendo desde el punto de vista social y la nuevas condiciones que nos impone el mundo industrializado. Ocio, T.L y Recreación, parecen confundirse como mezcla J. Huizinga Juego y lúdica en su texto "Homo Ludens". No vamos a ofrecer nuevamente definiciones partiendo de lo que planteamos al principio, pero nos parece necesario abordar cada elemento desde ángulos separados; además creemos firmemente que es un imperativo abordar el T.L, el Ocio y la lúdica desde un elemento quizás nuevo y que los estudiosos no lo presentan, no sabríamos decir porqué, el RECREO HUMANO; éste en el nuevo contexto, recogería al Ocio como manifestación del Recreo Humano y no se agotaría allí; muchas otras manifestaciones del Recreo Humano son posibles de abordar en un objeto de estudio menos particular como el ocio.


RECREACIÓN Y CONTEXTO
Una mirada más detallada de la Recreación en nuestro medio, nos permitiría decir, que ésta ha sido trabajada desde dos enfoques distintos; el primero, ha entendido la recreación como fin y ha terminado trabando el Juego como única manifestación
recreativa, evidentemente, esta propuesta ha desarrollado el juego de manera amplia, pero se ha quedado en él como herramienta para el trabajo que se desarrolla desde allí. El segundo enfoque, ha propuesto trabajar la recreación como medio, partiendo de las diferentes manifestaciones del RECREO HUMANO, posibilitando a partir de esta mirada, un conjunto de propuestas que permiten entender ese RECREO HUMANO como el espacio por excelencia donde se pone de manifiesto la dimensión lúdica de los seres humanos. Como en todo, esta dimensión es entendida y defendida por algunos como espacio de enajenación y alienación; y asumida por otros, desde el Recreo Humano, como espacio posibilitador desde lo educativo y desde lo cultural.
Entender el RECREO HUMANO, como derecho, debe dejar claro que no solo desarrollando la dimensión lúdica de los individuos encontraremos la salida a la encrucijada en la que nos encontramos metidos; ya mencionamos que el hombre es también homo faber y homo sapiens y que cualquier interés por él, significa desarrollarlo en estas dimensiones y quizás en otras que existan.
Es evidente que una propuesta Recreativa, abarcaría el ocio como una manifestación del recreo humano, como una posibilidad dentro de muchas otras. De igual forma, las propuestas recreativas cobran fuerza en los espacios donde el ocio puede ser ejercido, por que no sólo es ocio, es también juego, lectura, danza, música, teatro, encuentros con los amigos, etc. no puede reducirse el RECREO HUMANO en OCIO.
Desde las condiciones actuales, el capitalismo asume que el tiempo es oro, así, no se puede perder tiempo y los individuos, deben estar a todo momento produciendo; por ello no es extraño, encontrar algunos y algunas que defienden este principio de la alienación.
El tiempo desde una perspectiva Recreativa, es para la felicidad; así entendemos el horizonte que debe plantearse desde toda actividad recreativa, sea cual fuese su dinámica.
La libertad de asumir una actividad de esta índole, no significa necesariamente que deba renunciarse a plantear desde su animación unos objetivos concretos que permitan adentrarse en una actividad que ayude a construir tejido social, pensando en una propuesta más cultural y menos consumista. Desde esta mirada, la recreación es entendida como el estudio del recreo humano, estudio que a la vez que da cuenta de las manifestaciones lúdicas de los individuos, se atreve a proponer alternativas que permitan el horizonte mencionado. Así la Recreación, tiene la obligación de posibilitar la expresión en dos dimensiones; la primera en palabras como expresión propia de las ideas, vivencias e historia de los individuos, la segunda en acciones como concreción de estas palabras, de deseos y sueños (Sánchez 1996); así como dijera Gabriel García Márquez:
"... y que la vida sería más larga y feliz si cada quien pudiera trabajar en lo que le gusta y sólo en eso."
Queda pues claro que definimos como recreo humano, aquellas manifestaciones que se dan más claramente en el tiempo y espacio que nos queda después de haber cumplido las obligaciones que nos impone la cultura, el placer, el modo de producción, los compromisos adquiridos que no pueden ser abandonados el en momento que deseamos.
Ese tiempo en el que se presenta el recreo humano, se nos muestra como polivalente, teniendo en cuenta el cúmulo de manifestaciones culturales que se pueden generar en cada ámbito socio cultural: El deporte recreativo, Juegos infantiles, juveniles o de adultos, tertulias, lecturas, diversidad de espectáculos, ocio, en fin...; la lista puede ser interminable; pero podrimos decir que cobra fuerza imperativa Diferenciar el RECREO HUMANO en dos esferas: En una primera esfera, propondríamos el conjunto de manifestaciones atribuidas a la industria del tiempo libre que crea necesidades y aliena facilitando a las personas olvidar de su entorno, alienarse en el consumo mismo, dejando de reconocer su capacidad transformadora del entorno y el compromiso social con sus congéneres ayudando así a formar hombres y mujeres que desconocen su realidad y se enajenan con la industria y los sistemas de poder imperantes. Una segunda esfera pasa por reconocer la recreación , y esto ya lo habíamos mencionado, como reflexión que pretende entender el recreo humano, buscando generar a partir de sus manifestaciones, técnicas que faciliten el encuentro, la RECREACIÓN, la libre expresión en actos y palabras.


LA RECREACIÓN COMO PROPUESTA DE INTERVENCIÓN:
Para abordar este tópico, nos parece importante retomar el carácter de dinamizadores sociales definido en el perfil de los estudiantes de Tecnología en Recreación Dirigida del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid pues esto obliga a los estudiosos de la recreación a brindar herramientas lúdicas por excelencia (Huizinga 1938) para su papel en la dinamización social.
Asumir técnicas Recreativas como herramientas, pasa reconocer en la practica de actividades lúdicas, elementos de orden cultural, social, síquico etc. que subyacen en estas y que son posibles de ser leídos a través de análisis críticos. Análisis que permite el aprendizaje y que también puede ser lúdico.
Una segunda manera de asumir la recreación como propuesta de intervención, significa elaborar actividades que faciliten el acercamiento ameno a diferentes tópicos, facilitando a quienes se acercan, un encuentro alegre con el trabajo propuesto.